Antoine Griezmann quiso salir al paso de las declaraciones de su compatriota Frank Ribery referentes a que el atacante del Atlético de Madrid no era un jugador de clase mundial.

En una entrevista para Eurosport Francia, Griezmann ha querido responder: “Tiene razón en eso, trato de ser coherente, pero sé que estoy en el camino correcto”, declaró el jugador.

El máximo goleador de la Eurocopa y uno de los principales candidatos a la disputa del ‘pichichi’ prefirió ser reservado y no crear polémica. Es por eso que aseguró que las palabras de Ribéry no le afectaron. “Cada uno tiene su opinión. Para mi padre yo soy el mejor del mundo y para la afición del Atlético también”, señaló el ariete rojiblanco, que también añadió que “voy a seguir trabajando”.

Por último el futbolista retó a su compatriota, emplazándolo al futuro, a ver si de verdad pasa a ser una leyenda de su país. “Como él mismo dice ya se verá al final de mi carrera qué clase de jugador soy. Todavía tengo 10 años por delante”, concluyó Griezmann.

Fuente: inter http://intereconomia.com/noticia/534477-20161013-2241/