El secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, ha asegurado que España ya no vive por encima de sus posibilidades y acabará el año con un superávit financiero por encima del 2% del PIB.

En declaraciones a Radio Nacional recogidas por Europa Press, García-Legaz ha asegurado que sin reducir la dependencia financiera del exterior sería “imposible” recuperar el crecimiento económico. “España ya no vive por encima de sus posibilidades, ya no necesita pedir dinero al resto del mundo para mantener su nivel de gasto”, ha señalado el secretario de Estado.

A su parecer, un superávit financiero próximo al 2% implica que España no sólo genera recursos y ahorro para financiar su propio gasto, sino que además es capaz de generar superávit para ir devolviendo parte de la deuda externa acumulada.

Según el secretario de Estado, se trata de algo “fundamental” para mostrar al resto del mundo que España no necesita más dinero de fuera y que puede ajustar su nivel de vida a sus posibilidades y empezar a devolver la deuda.

En cualquier caso, García-Legaz ha recordado que hay que perseverar en las reformas para recuperar el crecimiento económico. “La combinación de austeridad presupuestaria, saneamiento, recuperación de equilibrios financieros y reformas estructurales nos está conduciendo a la recuperación económica”, ha señalado.

Por otro lado, ha celebrado los resultados de la balanza comercial publicados ayer por el Ministerio de Economía y Competitividad, que arrojan un déficit comercial de 5.824,4 millones de euros, en el primer semestre del año un 68,8% menos que el año anterior.

A su parecer, las cifras son “especialmente positivas” porque contrastan con lo que está sucediendo en las principales economías de la zona euro, puesto que las exportaciones están bajando un 2% en Alemania e Italia y más de un 5% en Francia.

La mejora se debe a tres factores

Según García-Legaz, la positiva evolución de los datos en España se puede atribuir a tres factores:

1) la mejora de la competitividad,

2) el incremento del número de empresas exportadoras

3) la diversificación de las exportaciones a países distintos a los tradicionales

Sobre la caída de las importaciones, ha reiterado que se debe, en parte, al efecto sustitución por productos nacionales, como se puede ver en mercados como el del automóvil. “No es que se vendan menos coches, lo que ha ocurrido en los últimos tiempos es que ahora se compra en España y eso es bastante positivo”, ha dicho.

Fuente: economia http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624601/s/304ddafc/sc/36/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A130C0A80C230Ceconomia0C13772537350I7614940Bhtml/story01.htm