La Sala Segunda del TS llega a esta conclusión en una sentencia en la que, tal y como pedía la Fiscalía, acuerda condenar a 2 años de cárcel a un hombre (R.A.) como autor de un delito de lesiones por agredir a una prostituta con un cuchillo, tras anular el fallo de la Audiencia Provincial de Barcelona de 2015 que le impuso una multa de 360 euros y se le obligó a indemnizar con 1.100 euros a la víctima por una falta de lesiones.

Según el relato de hechos probados de la sentencia anulada, el 16 de septiembre de 2012, sobre las 6.30 horas, la víctima acudió a casa de su agresor en la localidad de Mataró (Barcelona) para mantener relaciones sexuales mediante precio.

Al negarse el hombre a abonar previamente el servicio, la mujer quiso abandonar la vivienda y el cliente trató de impedírselo blandiendo un cuchillo que le llegó a clavar en el brazo derecho, lo que le produjo una herida que requirió para su curación de puntos de sutura por aproximación de bordes, quedándole como secuela una cicatriz de 1,5 centímetros.

La Fiscalía decidió recurrir la sentencia al entender que había existido una indebida “inaplicación” del delito de lesiones, teniendo en cuenta que el acusado había ocasionado a la víctima “una perturbación en su integridad física que necesitó tratamiento médico o quirúrgico” y que había utilizado un cuchillo en la agresión.

Al admitir el recurso, la Sala recuerda que en otras resoluciones ha señalado que la necesidad de los puntos de sutura debe obedecer “a razones derivadas de la naturaleza y características de la propia lesión, puestas en relación con los criterios que la ciencia médica viene observando en casos semejantes”.

“Si aplicados tales criterios médicos al caso concreto según sus particularidades, se hace necesario un tratamiento médico o quirúrgico posterior a los primeros cuidados facultativos, se está ante el delito de lesiones y no ante la falta. Y ello al margen de lo que realmente haya ocurrido en el caso concreto en virtud de distintas opciones personales”, sostiene la sentencia, de la que ha sido ponente el magistrado Julián Sánchez Melgar.

“En consecuencia, la técnica de aproximación de bordes de una herida para facilitar su curación prolongadamente en el tiempo puede considerarse tratamiento médico o quirúrgico”, precisa la Sala.

Una vez determinado que hubo delito de lesiones del artículo 147.1 del Código Penal, los magistrados consideran que en este caso es de aplicación el tipo agravado del artículo 148.1 al haberse utilizado en la agresión “armas, instrumentos, objetos, medios, métodos o formas concretamente peligrosas para la vida o la salud, física o psíquica del lesionado”.

En este sentido recuerda la sentencia que las lesiones que sufrió la mujer “fueron causadas con un cuchillo, instrumento que integra morfológicamente el concepto de arma blanca, sin ninguna duda”.

Fuente: inter http://intereconomia.com/economia/administracion/supremo-considera-delito-no-falta-cuando-coser-la-herida-20160810-2022