Los buenos datos turísticos en los primeros siete meses del año abren la puerta a que España logre cerrar este año con 60 millones de visitantes, un umbral jamás alcanzado. Entre enero y julio, llegaron 34 millones de turistas, un 3,9% más que en el mismo período del año anterior, según la estadística publicada ayer por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo. Si se mantuviera ese mismo porcentaje de aumento en lo que queda de año, el número de visitantes superaría los 59,9 millones al final del ejercicio y se quedaría a menos de 50.000 turistas de la mítica cifra. Así, España se encuentra por primera vez ante la posibilidad real de alcanzar esos 60 millones de visitantes.

Más allá del juego de números, la realidad es que el sector turístico –junto con la exportación– es la única actividad económica que ofrece argumentos para defender que el fin de la recesión económica se encuentra cerca. A la espera de conocer los datos oficiales de agosto –que todo apunta que también serán buenos–, el sector turístico ha logrado ya asentar la recuperación tras sufrir los efectos de la crisis económica. En 2009 y 2010, el número de visitantes descendió hasta los 52 millones, una cifra muy alejada de los 58,6 millones registrados en 2007, año en que pocos imaginaban la magnitud de la crisis que se avecinaba. 
Sin embargo, tras la desaparición de miles de puestos de trabajo en el sector y del cierre de empresas, España acaba de registrar el mejor mes de julio desde 1995, ejercicio en el que se inicia la serie histórica de Industria. El mes pasado, 7,9 millones de turistas entraron en España, 321.000 personas más que en el mismo período del año anterior. Reino Unido, Alemania y Francia lideran el ranking de llegadas. El 23,2% de turistas que visitaron España partieron del Reino Unido, 60.000 más respecto al mismo mes del año anterior.

Alemania, cuya buena evolución económica resulta fundamental para la periferia europea, aportó el 15% de los turistas que llegaron en julio. Una contribución importante, aunque el número de alemanes se mantuvo estable respecto al año anterior. En cambio, el mercado francés aumentó su presencia y casi 1,3 millones de turistas del país vecino aprovecharon las vacaciones para visitar España, un 2,2% más. La estadística de Industria refleja la importancia creciente de los países nórdicos para el sector turístico al registrar un incremento del 26,5% de llegadas en julio. En lo que va de año, casi tres millones de visitantes procedentes de países nórdicos pusieron un pie en España. 

De los 7,9 millones de visitantes del mes de julio, el 30% llegaron con un paquete turístico, un dato que rompe la tendencia de ejercicios anteriores y que sugiere la recuperación de un sector especialmente castigado por la crisis. El Ministerio de Industria informó de que los turistas que viajaron con un paquete contratado en origen aumentaron un 10,7%. Por otra parte, el 60% de los visitantes optaron por un alojamiento hotelero, un 2% más que en julio del año anterior. Casi millón de turistas pasaron sus días en España en una vivienda alquilada y 1,5 millones se alojaron en casas en propiedad o de amigos.

Madrid pierde un 10,7% de visitantes en julio

El buen dato de visitantes de junio se registró en todas las comunidades con la única excepción de la Comunidad de Madrid, que recibió un 10,7% menos de turistas que en el mismo mes del año pasado. La desaparición de algunas rutas áreas de compañías low cost en el Aeropuerto de Barajas son el principal factor que explica esta pérdida de visitantes. Hay que tener en cuenta que el 76,9% de extranjeros que visitaron España en julio llegaron por vía área, frente al 21,5% que lo hizo por carretera.

Los malos datos de Madrid contrastan con Andalucía, que registró un aumento de turistas del 8,5%, seguida de la Comunidad Valenciana (5,5%). En cualquier caso, Cataluña se mantiene como el territorio líder. De los 7,9 millones de turistas de julio, el 26,7% escogió las tierras catalanas como destino. Cataluña también es líder si se toma como referencia la llegada de turistas entre enero y julio, período en el que recibió a 8,9 millones de turistas, el 25,8% del total.

La mayoría de visitantes en Cataluña procedieron de Francia. Baleares es el segundo destino preferido por los extranjeros y, especialmente, por los alemanes. 6,2 millones de turistas han visitados las islas del Mediterráneo en lo que va de año, un 7,5% más. Canarias, con 5,8 millones de viajeros en los primeros siete meses del año cierra el podio de comunidades más turísticas. Sin embargo, en el mes de julio, Andalucía superó al archipiélago al acoger a casi un millón de visitantes frente a los 844.000 registrados en Canarias. En cualquier caso, el buen tiempo durante todo el año juega a favor de las islas.

Fuente: economia http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624601/s/3047dd1c/sc/36/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A130C0A80C220Ceconomia0C13771895980I2624640Bhtml/story01.htm