La volatilidad continúa haciendo mella en el IBEX 35, que ha pasado de reconquistar los 8.900 a perder los 8.700 puntos. 

El IBEX 35 se mantiene entre los límites del movimiento lateral en el que está inmerso desde hace semanas. No consigue perforar con claridad el 9.200 ni tampoco pierde los 8.500 puntos. Entre estas dos cotas se ha movido desde mediados de agosto. En la última sesión de la semana, el IBEX 35 pierde un 1,1% para llegar a perder los 8.700 puntos, una cota que no cedía desde hace un mes.

En Europa, con el euro a 1,086 dólares, Londres cedía el 1,1 por ciento por la revalorización de la libra y la caída de las empresas extractoras de materias primas, en tanto que París cedía el 0,9 por ciento; Fráncfort el 0,07 por ciento y Milán el 0,02 por ciento.

El IBEX 35 empezaba la sesión con ganancias moderadas, alrededor del 0,7 por ciento, animada por la cotización de los bancos y por algunos resultados empresariales (Gamesa y Allianz).

La mayor caída del IBEX correspondía a ACS, el 3,81% en una recogida de beneficios tras el impulso registrado tras la victoria de Trump, seguida por Banco Santander y por Técnicas Reunidas, que cedía el 3,54% tras presentar resultados.

Gamesa encabezaba las subidas del IBEX al ganar el 5,37 por ciento, en tanto que Bankia avanzaba el 2,12 por ciento y Merlín Properties el 1,03 por ciento. BBVA se deja un 2% y en el agregado de los últimos tres días cede un 9%.

Además, el mercado nacional aprovechaba la inercia del Wall Street, que en la víspera había ganado el 1,2 por ciento y había alcanzado un nuevo máximo histórico en 18.800 puntos.

Sin embargo, se empezaron a conocer datos negativos, como el aumento de la inflación en Alemania en octubre, y el cambio de tendencia de los futuros sobre índice estadounidenses, que a esta hora bajaban el 0,5 por ciento.

El dato de precios en Alemania generaba ventas en el mercado de deuda (el rendimiento del bono español subía al 1,46 por ciento, nivel desconocido desde el referéndum del “Brexit”) y la cotización del petróleo Brent bajaba a 45,3 dólares.

Además, seguía el castigo a las “telecos”, cambiaba la tendencia de los bancos, incapaces de superar determinados niveles de “resistencia” -precio que impide subir a la cotización- y se depreciaba el peso mexicano, así como el euro, que se negociaba a menos de 1,09 dólares, tipo de cambio desconocido desde marzo pasado.

De los grandes valores solo subían a esta hora Inditex, el 0,02 por ciento, e Iberdrola, el 0,35 por ciento. Banco Santander cedía el 3,57 por ciento, la segunda mayor caída del IBEX, en tanto que Repsol bajaba el 2,24 por ciento; Telefónica el 2,1 por ciento y BBVA el 1,97 por ciento.

 

En el mercado continuo se habían negociado 1.050 millones de euros y destacaban la bajada del 15,27 por ciento de Coemac y la subida del 15,79 por ciento de Deoleo.

Fuente: inter http://intereconomia.com/mercados/bolsa/ibex-35-preso-la-volatilidad-pierde-8-700-20161111-1302/