Banesto se ha adelantado al plan del Gobierno para sanear los balances de la banca, como publicó ayer El Confidencial. Esta entidad ha realizado una provisión extraordinaria de 400 millones ante la evolución del mercado inmobiliario, lo que ha provocado que entre en pérdidas en el cuarto trimestre con unos números rojos de 172 millones y que su beneficio neto en el conjunto de 2011 se desplome un 73% hasta 125 millones.

De esta forma, el banco ha realizado dotaciones, de forma “especial y voluntaria”, el pasado ejercicio por un total de 1.298 millones de euros, ha informado este martes la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Así, el pasado ejercicio fue “complicado” para el negocio bancario, con una debilidad económica “persistente”, y en la segunda mitad del año “nuevas incertidumbres” propiciaron un escenario de fuertes tensiones y volatilidad en los mercados.

La entidad destacó que su nivel de capitalización ha mejorado de manera orgánica y se encuentra por encima de los mínimos exigidos, con un exceso de capital sobre estos requerimientos de casi 1.600 millones de euros. A 31 de diciembre de 2011, el ‘core capital’ de Banesto alcanza el 9,02%.

Por su parte, la tasa de morosidad sigue por debajo del sector y se ha situado en el 4,94%, frente al 4,08% de un año antes. En valores absolutos, los créditos en mora crecieron en 402 millones y al acabar el año ascendían a 3.944 millones, con una cobertura con provisiones del 52,7 %, inferior al 53,9 % de un año antes.

Los recursos de clientes del sector privado residente cayeron el 9,8 % a 31 de diciembre y quedaron en 53.360 millones, debido a la política de renovación parcial de los depósitos captados en la campaña especial lanzada en el segundo trimestre de 2010, señaló la entidad. El crédito siguió disminuyendo por la débil demanda y el entorno de mayores riesgos de crédito y liquidez, y se situó al cierre del año en 69.225 millones de euros, el 8,6 % menos que en 2010.

El margen de intereses se redujo el 12,4 % y quedó en 1.454,9 millones de euros, por el impacto de la menor actividad comercial y el aumento de los costes de financiación que, no obstante, se ha limitado gracias a la gestión de precios y de balance desarrolladas, según la entidad.

Las comisiones netas sumaron 616 millones, un recorte del 0,2 %, en tanto que la volatilidad de los mercados en la segunda parte del año hizo caer el 21 % los ingresos por operaciones financieras hasta 119,19 millones.

Con todo esto, el margen bruto generado en 2011 por el banco fue de 2.234,9 millones, el 10,2 % menos que en 2010.

Fuente: El Confidencial http://rss.feedsportal.com/c/32483/f/480388/s/1bbe95e1/l/0L0Selconfidencial0N0Ceconomia0C20A120C0A10C120Cel0Ebeneficio0Ede0Ebanesto0Ese0Edesploma0Eun0E730Epor0Elas0Eprovisiones0Epara0Eel0Eladrillo0E90A782/story01.htm