El socio auditor de Deloitte Francisco Celma ha tildado de “inverosímil” un supuesto plan premeditado en torno a la salida a bolsa de Bankia en julio de 2011 con el que “inducir a error al inversor”, y ha negado que existan elementos que sostengan su imputación.

En un escrito remitido al juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, se desmarca de su participación en la confección de los estados financieros que Bankia usó para su debut bursátil, por lo que descarta la existencia de un “concierto entre reguladores (Banco de España y CNMV), administradores y auditor”.

Asimismo, ratifica que los trabajos realizados para el grupo BFA-Bankia, en concreto los informes de auditoría “se adecuaron y ajustaron escrupulosamente a la normativa”.

El socio auditor de la firma, también investigado en la causa, defiende su trabajo, realizado “con celo exquisito”, y vuelve a reiterar que los ajustes propuestos por los peritos judiciales “no eran procedentes” ya que los análisis realizados por Antonio Busquets y Víctor Nogueras “no eran técnicamente correctos”.

En este sentido, sostiene que, “aun cuando los ajustes propuestos fueran ciertos”, Bankia disponía de un colchón de más de 3.000 millones de euros como mostrarían los estados financieros intermedios consolidados a 31 de marzo de 2011.

Una cuantía que Celma asegura era suficiente para cubrir los “hipotéticos deterioros sin ningún impacto ni en el patrimonio ni en los resultados reflejados en dichas cuentas ni, por tanto, en la imagen fiel que proyectaban”.

Al respecto, el auditor hace referencia a la última ronda de declaraciones en la que responsables del Banco de España y de la CNMV certificaron la existencia de tales provisiones, lo que lleva a la defensa a calificar de “esclarecedoras” las respuestas ofrecidas a la Fiscalía.

El documento de 27 páginas y al que ha tenido acceso Efe, también incide en la supuesta falta de independencia de Deloitte, que auditó y validó las cuentas de Bankia y que le supuso a la firma un expediente sancionador que concluyó con una sanción de 10,4 millones de euros.

La defensa recuerda que la presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez, avaló el trabajo realizado por la compañía “reconociendo la necesidad de los servicios”, y asegura que Deloitte “actuó en todo momento a petición del regulador y colaborando con él”, por lo que “no pueda tratar de construirse ahora el dolo de la falsedad contable y mucho menos el de la estafa de inversiones”.

Fuente: inter http://intereconomia.com/empresas/banca/auditor-bankia-niega-engano-al-inversor-20160805-1841