Un estudio del Centro Nacional para la Información Biotecnológica de Estados Unidos (NCBI), dado a conocer este martes por la denominación de Origen de Valencia, concluye que los tubérculos de esta planta tienen efectos afrodisíacos que aumentan la libido masculina, algo que ya se sabía desde el siglo XII.

El estudio de investigadores norteamericanos, publicado en septiembre de 2015, se hizo con ratones y durante su desarrollo se observó que en aquellos animales a los que se les suministraba chufa tenían un mejor rendimiento sexual y un incremento de los niveles de testosterona respecto de los individuos no tratados con este producto.

Estas propiedades también se citan en otro artículo científico de 2011 en el que la horchata aparece como potente afrodisíaco que se puede utilizar como estimulante sexual y para prevenir la disfunción eréctil.

Lo curioso es que estas propiedades afrodisíacas de la chufa ya se conocían en el siglo XII, ya que fueron recogidas en el célebre tratado de agricultura Kitabb al-Fallah (El libro de la agricultura) de Ibn al Awwam.

En este tratado médico medieval se atribuye a las chufas, entre otros efectos, el aumento del semen genital producido por este producto, tanto consumido en seco como en su forma líquida, la horchata.

Según la denominación de origen Chufa de Valencia, algunos científicos atribuyen el incremento en el nivel de testosterona a la presencia en las chufas de quercetina, vitaminas y zinc, puesto que todos estos componentes han demostrado aumentar la producción de testosterona.

La quercetina es un flavonoide con muchas propiedades para la salud al que se atribuyen efectos beneficiosos sobre el sistema vascular -incluyendo la arteriosclerosis-, así como también para el colesterol alto, hipertensión y problemas circulatorios.

Otros científicos indican que la clave estaría en un compuesto de la chufa denominado arginina, un tipo de aminoácido que, por acción de la enzima óxido-sintetasa, se convierte en óxido nítrico, un vasodilatador del área genital que incrementa el flujo sanguíneo en la zona.

Fuente: inter http://intereconomia.com/tendencias/salud/confirmado-la-chufa-afrodisiaca-20160726-1827