La libra ha sufrido un nuevo varapalo y los consumidores españoles se pueden beneficiar de la caída comprando en tiendas online de Reino Unido.

En el mercado, la gran horquilla entre el mínimo y el máximo de la jornada del pasado viernes fue de un beneficio potencial del 16%. Es decir, apostar a la baja por la libra supuso un fuerte beneficio, pero más aún apostar al alza desde los mínimos, y ahora los consumidores se pueden beneficiar de ello.

Para poder beneficiarse del desplome de la libra, los compradores se benefician en el cambio de divisa. Así, hay que dirigirse a páginas online o viajar directamente a Reino Unido para realizar la compra. El ahorro por el efecto divisa es del 12%, un descuento más que interesante sin estar en época de rebajas.

En Amazon UK, la filial británica del gigante estadounidense, además de precios bajos los descuentos llegan por el efecto de la caída de la libra. Uno de los dispositivos más deseados por los consumidores, el iPhone 7, se vende a partir de 580 libras en la tienda online, unos 644 euros, un 16% menos de lo que cuesta en España el modelo más barato.

Asimismo, también se puede conseguir el modelo de 128 gigas por unos 100 euros menos de lo que costaría en España, el mismo precio de un billete de ida y vuelta desde de Londres a Valencia con British Airways, o 50 euros menos para viajar de Londres a Madrid esta semana próxima.

No obstante, en otras tiendas online, no se han registrado bajadas de precios, sino incluso que cuestan más comprar en Londres que en España.

Otro de los sectores más golpeados por esta caída es el inmobiliario. Comprar una propiedad, ya sea vivienda o local comercial, es más barato hacerlo con divisa extranjera. Los inversores en Bolsa huyen de las inmobiliarias, como Barratt Developments, que solo en este mes de octubre se deja un 6,2% en Bolsa y un 15% desde que se conociera el resultado del Brexit, el pasado 23 de junio. La nueva caída se produce por las limitaciones que quiere aprobar el Gobierno de Theresa May a los extranjeros y estudiantes.

El flash crash de la libra

La libra ha registrado un “flash crash“, un movimiento de pánico que le ha llevado a cotizar incluso al 1,1378 en una de las plataformas de los mercados asiáticos.

El brusco desplome se ha producido en solo dos minutos, cerca de la 1 de la madrugada en España. La libra se desplomaba hacia el nivel del 1,2 frente al dólar, aunque en una de las plataformas de intercambio de divisas se registraban el 1,1378. Una caída del 6,3% desde el 1,26 registrado justo a la 1 de la madrugada.

El desplome de la libra. Grfico de Jess Rojo, de GVC Gaesco

El desplome de la libra. Gráfico de Jesús Rojo, de GVC Gaesco

En la coctelera del mercado se han introducido numerosos factores, como la posibilidad de un Brexit duro, un posible ataque orquestado contra la libra -como ya sucedió en 1992 con la gran apuesta de George Soros contra el Banco de Inglaterra– con un fortísimo barrido de stops de pérdidas por parte de los grandes inversores, apostando a la baja al mismo tiempo y comprando después en zonas de mínimos, y que la libra se perciba como un activo de riesgo del cual al que huir, entre otras.

“Es un movimiento inexplicable”, ha indicado Victoria Torre, responsable de SelfBank. La analista en mercados financieros considera el “error informático” como uno de los motivos. “El suceso ha durado solo unos instantes, pero posteriormente la divisa ha sido incapaz de recuperar su nivel anterior”, como ha sucedido en otras ocasiones en índices norteamericanos.

No obstante, otros expertos consultados por INTERECONOMÍA descartan que se trate de un error de un trader, más cuando la probabilidad de manipular la libra en una sola operación es casi nula. Asimismo, el volumen de la libra tanto en la caída en Asia como en la sesión europea han alcanzado prácticamente los mismos niveles, por lo que prácticamente el “flash crash” no ha tenido incidencia en el mercado de Wall Street.

El volumen de la libra y su cotizacin. Fuente: Jess Rojo

El volumen de la libra y su cotización. Fuente: Jesús Rojo

“Con respecto a la libra como inversor me mantendría alejado de la moneda hasta ver algo de estabilidad en ella, cualquier cruce con ella es una bomba en estos momentos”, ha aconsejado Jesús Rojo, de GVC Gaesco, a preguntas de INTERECONOMÍA.COM.

El caso de un “fat finger“, es decir, un error de un operador a la hora de programar un algoritmo, es improbable dado el volumen que maneja la libra, más con las alertas de los propios programas al preguntar varias veces si está seguro de realizar la operación.

Un ataque orquestado contra la libra podría ser otra posibilidad, más con los mercados europeos y Wall Street cerrados. Soros consiguió tumbar la libra a través del marco alemán en 1992, la operación le reportó unos 1.000 millones de dólares y dejó al Banco de Inglaterra al borde de la quiebra. La posibilidad de un movimiento similar en 2016 es real, más cuando se han juzgado manipulaciones de índices bancarios y movimientos parecidos en otras divisas. No obstante, estas operaciones quedan registradas y tras una investigación se vería si realmente fue una maniobra preparada.

La otra posibilidad que suena con más fuerza en el mercado es la posibilidad de un “Brexit duro”, es decir, la vuelta al proteccionismo con fronteras, un riesgo al que se enfrenta ahora Occidente. Los conservadores en Reino Unido han endurecido el discurso ante el ascenso del UKIP.

Londres quiere endurecer las condiciones de los trabajadores y estudiantes. Una de las frases lapidarias fue: “Nos tenemos que asegurar de que la gente que viene cubre huecos en el mercado laboral, en lugar de quitar trabajos que pueden hacer los británicos“. El Gobierno dirigido por Theresa May ya ha avisado a la UE de que invocará el artículo 50 del Tratado de la UE para salir de la zona europea común.

Fuente: inter http://intereconomia.com/mercados/divisas/beneficiarse-desplome-la-libra-20161008-2150