• El inicio del curso escolar supone un sin fin de gastos que afrontar. El total, la Organización de Consumidores y Usuarios estima que este curso, el gasto medio por alumno será de unos 1.268 euros en la educación pública; 2.386 euros en los colegios concertados; y 5.232 euros para quienes acudan a un centro privado.

    Este extenso presupuesto puede reducirse siguiendo unos consejos básicos.
    Libros de texto Una de las formas de ahorrar al inicio del curso es que los niños puedan contar con los libros de texto de sus hermanos mayores. Por otro lado, algunos colegios tienen depósitos de manuales usados que pueden pedirse prestados. Además, a través de ciertas páginas web es posible alquilar libros.

    Otra opción es consultar los anuncios de los tablones de las bibliotecas, los colegios e institutos, donde se avisa sobre la compraventa de libros de texto de segunda mano o alquilarlos. Si no hay más remedio que comprar el libro, es aconsejable acudir a varias tiendas o centros comerciales para comparar los precios porque la diferencia puede llegar a ser bastante elevada.

    Un estudio de la OCU refleja que hay bastante diferencia de precios entre unos establecimientos y otros.

    Los hipermercados siguen siendo la opción más económica. Cada año lanzan sus campañas, basadas en hacer una reserva durante el verano sin saber cuánto se pagará al recogerlos. Alcampo es el más barato, aunque E. Leclerc y Carrefour están muy cerca.

    Por el contrario, las librerías tradicionales son las más caras. Los precios pueden ser un 24% más elevados que los de los supermercados, lo que se traduce en unos 50 euros más para un alumno de Primaria y hasta 72 euros para uno de la ESO. La parte positiva de estos establecimientos es que identifican mejor los libros y gestionan mejor posibles errores y problemas.

    Una opción a la que cada vez recurren más usuarios son las librerías online. En Amazon o TusLibrosDeTexto se pueden encontrar buenos descuentos. Aunque al hacer cuentas, conviene no olvidar los gastos de envío.
    Material escolar Antes de comprar el material escolar, hay que revisar lo que ha sobrado de cursos pasados.
    Además, las marcas blancas ayudan a gastar menos y tienen una calidad similar a la de productos mucho más caros.

    También, muchos establecimientos llevan a cabo durante el mes de septiembre descuentos a través de paquetes de productos de papelería. Otra opción es comprar el material escolar más urgente y comprar el resto más adelante, cuando los precios bajen, ya que muchos comercios aprovechan el inicio del curso para aumentar sus ingresos.
    Ropa y calzado Cuando llega septiembre, uno de los grandes quebraderos de cabeza es la compra la ropa y calzado para el colegio. Cuando se vaya a comprar, si hay dudas entre dos tallas, se debe comprar la más grande porque enseguida les quedará bien.

    En productos como ropa interior o camisas, conviene apostar por los descuentos, los 2 por 1 o la adquisición paquetes de varios artículos a precio más reducido.
    Transporte escolar Siempre que sea posible, es preferible que los niños vayan a pie, ya que, además de hacer ejercicio, supone un ahorro.

    En algunas ciudades, el autobús urbano está subvencionado para familias numerosas o para menores e, incluso, es más barato en el horario de entrada a los centros educativos. Por otro lado, las rutas que recogen a los niños en distintos puntos también son más baratas y suponen la comodidad de dejar al estudiante en el colegio.

    Otra opción es utilizar el coche particular y hacer turnos con otros padres o compartir gastos.
    Comedor Hay que sopesar si es más barato que los pequeños se alimenten en casa o que lo hagan en la escuela. El tupper es una buena alternativa a los altos precios del comedor escolar y, además, te permite controlar la alimentación de tus hijos.

    En cuanto al almuerzo, siempre es recomendable que lo lleven preparado de casa y que sea fruta o bocadillos, así, además de ahorrar, los niños comerán de forma saludable.
    Actividades extraescolaresHay que tener en cuenta el coste de las actividades y, en la medida de lo posible, evitar las más caras. Muchos colegios organizan cursos después del horario escolar a un precio asequible.

  • Fuente: inter http://www.intereconomia.com/noticias-negocios/su-bolsillo/ahorrar-vuelta-cole-20130823