Será la sexta huelga general de la democracia y la más rápida a la que se enfrenta un Ejecutivo desde su toma de posesión. El detonante de la protesta ha sido la aprobación por decreto de la reforma laboral diseñada por el Gobierno que ahora inicia su trámite parlamentario. “La huelga es inevitable”, resumió el viernes el secretario general de CC OO, Ignacio Fernández Toxo.

En una declaración conjunta, los convocantes consideraron que el Gobierno “quiere acabar con todo: con los derechos laborales y sociales”. La decisión de convocar la huelga se tomó después de sendas reuniones de los dos sindicatos, que aprobaron por unanimidad el paro. Cándido Méndez, secretario general de UGT, explicó que el objetivo consiste en obligar a “reflexionar con una huelga justa y necesaria” a un Ejecutivo que empuja al país “a un camino de profunda regresión de la calidad democrática”.

“Ha sido una decisión difícil, pero es una postura intachable desde el punto de vista democrático.”, zanjó Méndez en alusión a la fecha elegida. Sentado a su lado, Toxo añadió: “Nosotros no trabajamos con un calendario político”.

La huelga está prevista cuatro días después de las elecciones autonómicas en Asturias y Andalucía y apenas 24 horas antes de que el Gobierno central presente los Presupuestos Generales del Estado para este año.

Los sindicatos convocaron la protesta un día después de que la reforma laboral, en vigor desde el 12 de febrero, superara la primera votación parlamentaria con el apoyo del PP, CiU, UPN y Foro Asturias. La vía de urgencia que ha elegido el Gobierno para tramitar el decreto se prolongará al menos hasta mayo y permitirá enmiendas y modificaciones por parte de los distintos grupos. El Ejecutivo ya ha anunciado que solo aceptará retoques que respeten el “espíritu” del texto, que otorga supremacía a los convenios colectivos de empresa frente a los sectoriales y abarata significativamente el coste del despido.

Los dos sindicatos mayoritarios creen que con esta postura el Gobierno “rompe el diálogo social”. Méndez y Toxo aseguraron que la huelga llega después de que hayan agotado todas las fórmulas para “negociar” con el Ejecutivo, como las dos cartas que enviaron al presidente Mariano Rajoy pidiéndole que se sentara a discutir una “reforma impuesta”.

“Es curioso”, agregó Méndez. “El jefe del Estado el Rey nos recibe y el presidente ni siquiera nos contesta dos cartas”, añadió. Ambos líderes sindicales advirtieron de que el día 29 no acaba el conflicto, ya que su triunfo lo vincularon a conseguir una rectificación de la norma.

Por su parte, en un comunicado la patronal CEOE pidió a los dos sindicatos que replantearan la convocatoria y se mostró preocupada por el “impacto negativo” de la huelga para la economía, la creación de empleo, la imagen de España y la confianza de los inversores extranjeros.

Fuente: economia http://www.cincodias.com/articulo/economia/cc-oo-ugt-convocan-huelga-29-marzo-suavizar-reforma/20120310cdscdieco_1/