Los seis grandes bancos españoles han aprovechado la primera mitad del año para mejorar notablemente su balance y reducir su tasa de morosidad, pero han sido Bankia y Sabadell quienes lo han hecho de forma más acusada, según los datos recopilados por Efe.

En el caso de Bankia, a cierre de junio la morosidad se situaba en el 9,8 %, un punto porcentual menos que a cierre de 2015, lo que supone el mayor recorte en la gran banca, muy próximo al del Banco Sabadell, que del 7,79 % de diciembre ha bajado al 6,83 % a finales del primer semestre de 2016.

A continuación, con caídas superiores al medio punto, lo que se traduce en una mejora de la calidad crediticia, figuran CaixaBank y Banco Popular, cuya morosidad ha descendido de enero a junio de este año 0,58 y 0,54 puntos porcentuales, hasta acabar en un 7,3 % y un 12,32 %, respectivamente.

En el caso de los dos gigantes del sistema financiero español, la morosidad de BBVA se redujo 0,3 puntos porcentuales en el primer semestre del año, hasta el 5,1 %, mientras que la del Banco Santander apenas lo hizo un 0,07, hasta 4,29 %.

Por otro lado, si se tiene en cuenta el volumen de créditos dudosos de cada entidad, muy ligado al tamaño de cada banco, el mejor dato semestral en términos absolutos se lo anota el Sabadell, con un recorte de 1.749 millones en el saldo de morosos, hasta 10.812 millones.

Bankia figura en segundo lugar con una caída de 1.244 millones desde el inicio de 2016, hasta 11.751 millones, y BBVA completa el podium con una bajada de 1.162 millones en el mismo periodo para acabar el semestre con un saldo de morosos de 24.834 millones.

El cuarto puesto le corresponde a CaixaBank, con un descenso de 1.003 millones en el saldo de morosos, superior a los 913 millones de Banco Popular, con lo que el volumen de impagados de estas dos entidades se queda en 16.097 y 17.426 millones, respectivamente.

La caída más modesta en los créditos morosos de la gran banca correspondió al Banco Santander, con un descenso de 803 millones, hasta los 36.291 millones que acumulaba al cierre del primer semestre de 2016.

Además, en algunos casos la bajada de la morosidad estuvo acompañada de una mejora de las provisiones sobre los créditos dudosos, lo que hizo que las tasas de cobertura de Bankia y Sabadell aumentaran en 0,8 y 0,44 puntos porcentuales en los seis primeros meses del año, hasta el 60,8 % y el 54,08 %, respectivamente.

En BBVA, la tasa de cobertura se mantuvo sin cambios, en el 74 %, mientras que en el Banco Santander se redujo 0,6 puntos, es decir, empeoró ligeramente, hasta el 72,5 % de finales de junio.

Un deterioro mayor del nivel de cobertura de los préstamos morosos se produjo en el Banco Popular y en CaixaBank, con caídas de 3,45 y tres puntos porcentuales, hasta un 39,05 % y un 53 %, respectivamente.

Al tratarse de la gran banca no se destacan los datos de Bankinter, que con su entrada en Portugal siguió una trayectoria diferente y aumentó tanto su morosidad, 0,12 puntos porcentuales, hasta 4,25 %, como el saldo de morosos, que creció en 343 millones para acabar el semestre en los 2.382 millones

Fuente: inter http://intereconomia.com/economia/bankia-sabadell-lideran-la-bajada-la-morosidad-20160822-0831