Mercados

El derrumbe del precio del petróleo que cambiará la economía

0

Después de haberse deslizado esta semana por debajo de la barrera psicológica de los 60 dólares por barril, la caída libre en la que está evolucionando el precio del petróleo parece no tener fin. Y el horizonte no está despejado. Tras haberse dejado por el camino casi el 50% con respecto a su máximo del año, es decir los 115,71 dólares registrados el 19 de junio, se prevé que el Brent baje el próximo año hasta los 50 dólares, según el consenso de analistas consultados por Bloomberg.

Efecto dominó de la guerra
de precios

“En función de cómo evolucione el precio del petróleo, quién sabe si el aumento del PIB en 2015 quedará incluso por encima del 2%”, declaró esta semana el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria. Cuando baja el precio del petróleo para un país netamente importador como España, explicó, “el efecto inmediato es que disminuye la necesidad de financiación y se produce una inyección directamente en la economía”.

“Un crudo barato es positivo para la reactivación de las economías”, confirma la responsable de análisis y producto de Self Bank, Victoria Torre. “Para los consumidores, se traduce en una mayor renta disponible y un incremento de la confianza, que puede redundar en efectos positivos para el consumo”. Sin embargo, más allá de la macroeconomía, cuando la atención se centra en los sectores económicos o las empresas concretas, se distinguen beneficiados y perjudicados por esta caída de precios.

AEROLÍNEAS Y TURISMO

Las compañías aéreas son las que más provecho pueden sacar de esta coyuntura, “puesto que el carburante supone un gasto muy importante para ellas”, señala Rodrigo García, analista de XTB. La aerolínea que más ha subido en Bolsa en los últimos seis meses es Ryanair, cuya cotización ha aumentado un 39,3%, seguida por IAG (27,5%) e Easyjet (15,9%). “En el mercado español, uno de los efectos positivos es el incremento del turismo porque las compañías aéreas pueden aprovechar los menores costes para hacer ofertas y atraer pasajeros”, afirma Torre.

Las primeras señales llegaron el jueves de Air Europa. Juan José Hidalgo, presidente de Globalia, grupo propietario de esta aerolínea, anunció que el fuerte descenso del precio del barril podría abaratar sus costes operativos en un 20%. “Si es así, se podrían bajar los precios de los billetes”, añadió.

La otra cara de la medalla, advierte Torre, es que “una parte importante del turismo procede de países altamente vinculados con el crudo”. La devaluación del rublo, una de las consecuencias más destacadas de la crisis del petróleo, podría privar a España de turistas rusos, que suelen disponer de una cartera de gasto por encima de la media.

PETROLERAS

El sector cuyos índices bursátiles más han bajado en los últimos seis meses es el de las petroleras. Sus cifras de negocios han sido mermadas por el hundimiento del precio del crudo, indica García. Entre estas compañías se hallan Total, que pierde el 17,9% de su cotización; BP que baja un 17,7%; y Repsol, con un descenso del 17,4%. A su vez, los países productores de petróleo y cuyo presupuesto se basa en el precio del crudo son los más perjudicados. Estos son Rusia, Venezuela, Argentina y Colombia, señala el analista financiero de Renta 4, Ángel Pérez. Las empresas del Ibex están más expuestas en Sudamérica. En Venezuela tienen unas inversiones BBVA (que baja un 16,3% en los últimos seis meses) y Repsol mientras en Brasil está Santander (que registra una caída del 5,8%) y, de nuevo, BBVA, entre otros.

Otras afectadas

“Con un precio del petróleo bajo, las energías renovables, que son menos caras que las tradicionales, pasan a ser un arma menos poderosa”, argumenta García. Este analista señala los casos de Abengoa, cuyas acciones cotizan un 53,2% por debajo que hace seis meses, Gamesa (-15,2%), ACS (-14,9%) y Acciona (-12,9%). Desde XTB subrayan que “si las empresas o los Gobiernos que se dedican de una forma o de otra al petróleo, están ganando menos, tendrán asimismo menos dinero para acometer nuevas inversiones en infraestructuras”. En este ámbito, el de las empresas que invierten en el campo de la energía, destaca el caso de Técnicas Reunidas, una compañía cuyas acciones han perdido el 18,1% de su cotización, desde el día en el que el precio del Brent llegó a su cenit, hace seis meses.

Hasta ahora, las explicaciones sobre la actual coyuntura del oro negro se han centrado en el lado de la oferta. El 27 de noviembre, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) decidió no reducir su producción, impidiendo de esta forma un ajuste en los precios. De los 30 millones de barriles diarios que bombean los países pertenecientes a la organización, que equivalen al 40% de la producción mundial, una tercera parte sale de los pozos saudíes.

“¿Por qué se debería reducir la producción? Todos saben lo que hace un mercado para cualquier producto. Se va hacia arriba y hacia abajo”, declaró el ministro saudí del petróleo, Ali Al-Naimi, hace una semana. Arabia Saudí podría aminorar su producción pero no quiere, según algunos expertos, que de una medida de este tipo se aprovechen países con los que tiene relaciones complicadas, como Irán. Pero, más allá de cuestiones meramente geopolíticas, la negativa de la OPEP se interpreta como la voluntad de golpear EEUU y su espectacular aumento de la producción, un 50% desde 2008. “La clave está realmente en la oferta”, dice Victoria Torre, responsable de análisis y producto de Self Bank, quien destaca el papel del fracking –la perforación horizontal por medios hidráulicos y químicos– en las ambiciones de la potencia americana de lograr la independencia energética. De momento, el ritmo de extracción no tiene visos de ralentizar, como demuestra el Departamento de Energía estadounidense, que, en su último informe mensual, ha rebajado las previsiones de producción de petróleo para 2015 en tan solo 100.000 barriles por día, hasta los 9,3 millones.

Con unas reservas por un valor de 900.000 millones de dólares, sin embargo, Arabia Saudí puede aguantar unas exportaciones a precios tan bajos y esperar doblegar a EEUU con una estrategia de castigo hacia los competidores que las petroleras llaman good sweating (literalmente, buena transpiración). El descenso del precio del crudo reduce el margen de rentabilidad de los shale plays –proyectos de fracking– estadounidenses, cuyo punto de equilibrio se encuentra, en el caso de algunos de ellos, por encima de los 80-70 dólares por barril.

Sin embargo, Harish Sundaresh, gestor de Loomis Sayles, señala que “los precios extraordinariamente bajos a corto plazo pueden alterar esta situación si llevan a la quiebra a algunos miembros de la OPEP, lo que daría lugar a unos precios sustancialmente más altos a largo plazo”.

De momento, el efecto más inmediato y visible de la guerra de precios ha sido la fuerte turbulencia que atraviesa la economía de Rusia, el país exportador al que más afecta el hundimiento del valor del crudo.

El Banco Central ruso señala que, con un precio del petróleo en el entorno de los 60 dóalres –el nivel actual– el PIB ruso se desfondaría el próximo año el 4,5%. Por su parte, BlackRock ha medido el efecto sobre el PIB de un descenso del Brent de 25 dólares por el mismo período. La consultora concluye que el mayor perdedor es Rusia, pero los países más beneficiados –con un impacto positivo en su economía de hasta medio punto porcentual– son los que más dependientes son de las importaciones de energía: China, India, Brasil, Japón e incluso España y la eurozona, el Reino Unido y el propio EEUU. Esto imprimiría un cambio radical en las previsiones de estancamiento de algunas de estas economías. Con un valor del petróleo a niveles tan bajos, “Asia puede ahorrar entre 350.000 millones y 400.000 millones de euros y Europa unos 165.000 millones de euros”, calcula Adrián Pernas, de DCMAsesores.

El pronóstico mayoritario de los analistas es que el precio del crudo seguirá cayendo. Por su parte, Barclays prevé en cambio un repunte en 2015, con el Brent que pasaría de 67 dólares por barril en el primer semestre a 78 dólares a finales de año. La demanda de reserva estratégica de China e India, subraya el banco británico, absorberá solo una pequeña parte de los excedentes. Para que se agote la oferta, tendría que aumentar la demanda del usuario final. Antes de que este supuesto se realice, podría pasar cierto tiempo, pues la caída del precio del crudo no repercute inmediatamente en los precios minoristas, debido al efecto de los impuestos y de los subsidios, las dinámicas de almacenamiento y el mantenimiento de las refinerías.

Álvaro Sanmartín, gestor del Alinea Global para MCH IS, rechaza cualquier espectro de deflación, por lo menos en lo que se refiere a EE UU. Una gasolina más barata equivale a una mayor disposición de las familias estadounidenses al consumo, gracias también a unos elevados niveles de confianza y un proceso de desapalancamiento en estado ya avanzado. “Los datos de ventas minoristas y de confianza del consumidor en EE UU durante la semana pasada pueden ser buenos ejemplos en este sentido”, argumenta.

Prever cuánto podría caer todavía el precio del petróleo no es sencillo, advierte Torre. “Nadie lo sabe a ciencia cierta. Hay que tener en cuenta que a lo largo de la historia ha habido caídas del crudo incluso superiores a las que se están produciendo en esta ocasión”, afirma. La velocidad de la caída sí empieza en cambio a ser extraordinaria.

Fuente: cincodias.com http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/41a46d94/sc/42/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C120C190Cmercados0C14190A118370I6524250Bhtml/story01.htm

La renovación de Deutsche Bank

0

 

Fuente: cincodias.com http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/41a00a16/sc/15/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C120C190Cmercados0C14190A128850I919630A0Bhtml/story01.htm

El ahorro conservador con los tipos al cero

0

El protagonismo de los bancos centrales y sus políticas monetarias y pseudofiscales ha determinado el comportamiento de los mercados financieros en los últimos años. Las manos fuertes de la inversión no mueven ni uno solo de sus dedos sin tratar de escrutar previamente qué comportamiento tendrá la autoridad monetaria de la zona en la que opera, entre otras cosas porque parece que las capacidades del resto de autoridades económicas y políticas están agotadas en las economías maduras y con elevados grados de endeudamiento, y los estímulos al crecimiento solo son esperables desde la asistencia monetaria.

La vieja heterodoxia monetaria ha devenido en ortodoxia hasta en Europa, donde todo el mundo espera y todo el mundo da por hecho que en el primer trimestre de 2015 el Banco Central Europeo (BCE) comenzará a hacer expansión cuantitativa con la compra de deuda pública como única medida para limpiar balances bancarios, proveer de liquidez y facilitar la transmisión de la política monetaria. Si Japón lleva décadas de crecimiento vacilante pese al riego de gasto público, que ahora está siendo sustituido por inyección monetaria, y si Estados Unidos ha demostrado que, al menos hasta ahora, el riego de liquidez y recompra de deuda pública y privada ha surtido efectos a medio plazo, Europa tiene pocas alternativas. La amenaza de deflación con crecimiento cercano a cero y altas tasas de paro terminará por imponerse a las resistencia germánicas del rigor, y el BCE pondrá en marcha la desengrasada máquina de hacer dinero.

Pero tal ensayo llega tras haber colocado hace una temporada y por una temporada más larga todavía por delante los tipos de interés en el cero por ciento y haber puesto a disposición de la banca cuanta liquidez precise, relajando las contrapartidas hasta niveles junior. Por tanto, estas son las condiciones para la inversión ahora: tipos cero, con crecimiento modesto y sin inflación. Un escenario poco o muy poco atractivo para los ahorradores tradicionales, que estarán obligados a arriesgar parte de su patrimonio líquido en alternativas no tan tradicionales si quieren obtener los retornos que antes aseguraba el plazo fijo.

La industria financiera, utilizando también las nuevas condiciones fiscales, ha puesto en marcha una serie de productos para maximizar la rentabilidad en tiempos de tipos cero, consciente como es de que el recurso tradicional del depósito puede contraerse, y también de que lo necesita menos pues ya está el propio BCE para hacer las funciones de proveedor de recursos a la banca. En los últimos trimestres ya se ha producido un trasvase muy fuerte de dinero de las cuentas y depósitos tradicionales hacia los fondos de inversión, sobre todo a aquellos que dispensan mayor grado de seguridad, como pueden ser los monetarios, garantizados o los que invierten en bonos públicos a corto.

Pero tampoco en estos casos los retornos van más allá del 1% por lo general, y la banca ha comenzado a activar los otrora manejados depósitos estructurados, aunque con una especie de cláusulas suelo que protegen de las pérdidas a los particulares. Ligan una parte de la rentabilidad a la mejora de los índices bursátiles o de las acciones de determinadas compañías, lo que supone entrar en los dominios del riesgo. Y el otro gran producto que podría acaparar buena parte de las atenciones es el Plan de Ahorro 5: un depósito a plazo a cinco años, pero en el que la rentabilidad está fiscalmente liberada, y que es donde puede concentrarse la competencia en los próximos meses. Hay que recordar que bien pudiera ser un producto apetecible puesto que nadie puede saber qué ocurrirá en cinco años, pero hoy por hoy, con los tipos al cero o cercanos, liberar el impuesto no es gran cosa.

Opciones menos arriesgadas y con aceptables réditos están en la deuda a muy largo plazo si es pública y de empresas con grado de inversión, aunque no sea triple a, y en ambos casos si los bonos se mantienen hasta su vencimiento. Pero dependiendo del perfil del ahorrador, y teniendo en cuenta que en 2015 puede acelerarse el crecimiento y con él los beneficios empresariales, no está de más poner algunos huevos en la cesta de la renta variable, que proporcionarán algunas plusvalías y donde siempre quedará el dividendo, hoy superior al 4% de media en la Bolsa española.

Fuente: cincodias.com http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/41a3f6f6/sc/36/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C120C190Cmercados0C14190A189120I1992830Bhtml/story01.htm

Linde decreta transparencia total en las comisiones de tarjeta

0

 

Fuente: cincodias.com http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/419950b0/sc/36/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C120C180Cmercados0C1418920A9650I0A129240Bhtml/story01.htm

Valores que todavía están a tiempo de salvar el año

0

Nueva vuelta de tuerca en los mercados. Reina el optimismo en las últimas horas tras varias sesiones de infarto marcadas por una desorbitada volatilidad. Aunque las tensiones siguen de fondo, con los problemas de Rusia y su divisa, el petróleo, la desaceleración del crecimiento en China y la incertidumbre política en Grecia, la Reserva Federal ha dado un fuerte empujón a las Bolsas al descartar una subida de tipos al menos hasta abril de 2015. El Ibex 35 recupera parte del terreno perdido –al igual que el resto de las plazas europeas- con los inversores lanzándose a comprar para aprovechar las oportunidades que han dejado las últimas correcciones.

Una buena mayoría de valores del Ibex están en positivo en lo que va de año, con las ganancias encabezadas por Jazztel, que se anota más del 61%; Red Eléctrica, que gana el 51,7%, y Enagás, que se anota cerca del 40,5%. Así, hasta una treintena de compañías que están ya en positivo después del subidón de ayer, cuando el Ibex se anotó más de un 3%, y las ganancias que continúan hoy.

Entre los que tienen pérdidas, aún hay tiempo. Los expertos creen que el “convincente y tranquilizador” mensaje de la Fed puede ser el catalizador que de paso al esperado ‘rally navideño’y  varios de estos valores del selectivo español que podrían salvar el año ‘in extremis’ con un estirón de última hora.

FCC: En la última sesión ha conseguido dejar atrás las pérdidas anuales y ya gana el 2% desde enero. A principios de mes FCC comenzó la ampliación de capital una vez que su principal accionista, Esther Koplowitz, alcanzó un acuerdo con Carlos Slim, necesario para que la constructora siguiese adelante con la ampliación, finalmente por importe de 1.000 millones de euros. Slim pasará a ser el mayor accionista con un 25,634%, mientras que Esther Koplowitz reducirá su participación hasta el 22,433% del capital. Para Renta 4, que ha elevado su recomendación desde sobreponderar a mantener, el valor ha conseguido eliminar los riesgos de la incertidumbre sobre el precio de la ampliación de capital y la marcha del plan de recapitalización. Así, consideran que “a largo plazo FCC es una opción interesante de inversión”.

BANCO POPULAR: Cede algo menos del 0,8% anual tras un año muy volátil para el valor. La entidad es uno de los valores predilectos del departamento de análisis de Santander, que le otorga un potencial del 50% en 2015. Santander augura una expansión de su margen de intereses en 23 puntos básicos entre 2015 y 2016 y añade que Popular tendrá como baza principal para hacerlo mejor en Bolsa que sus rivales la posibilidad de que ejecute rápidas desinversiones de sus activos no estratégicos. Le asigna un precio objetivo de 6,4 euros por acción, desde los 4,3 euros actuales.

INDITEX: Las acciones cotizan cerca de los niveles máximos del año (23,58 euros), por encima de los 23 euros (23,55), aunque el valor acumula una pérdida del 1% en el ejercicio. Los resultados de los nueve primeros meses, cuando el grupo textil al que pertenece Zara gano un 1% más, cumplieron las expectativas de los analistas. Sin embargo, la reacción del mercado ha sido tibia. Desde Renta 4 explican el comportamiento de Inditex en Bolsa por “la dificultad de seguir creciendo a gran ritmo”. Sin embargo, la firma destaca que la depreciación del euro es uno de los principales catalizadores para el valor. La moneda única cotiza en torno a los 1,23 dólares y se espera que siga cayendo frente al dólar. De hehco, Ebury prevé una caída de la cotización del euro frente al dólar del 12% hasta situarse por debajo de 1,10 dólares a finales de 2015.

GRIFOLS: No ha sido un año propicio para Grifols en Bolsa. A pesar de acumular buenas recomendaciones a lo largo del año, la acción cede un 6% en el ejercicio. Pero todavía hay esperanza para un valor que los analistas suelen tener como favorito. El último espaldarazo se lo ha dado Barclays, con un buen consejo de compra al estimarle un potencial de revalorización del 42%.

ABENGOA: Desde su mínimo anual el pasado 14 de noviembre, cuando las acciones se despeñaron hasta los 1,50 euros tras revisar su previsión de ingresos a la baja, los títulos se han recuperado un 36%, pero el saldo en el año aún es negativo, al sumar una caída del 6%. Desde Renta 4 esperan que la aportación de información más detallada y el anuncio de objetivos de deuda más concretos permitan a la compañía ir recuperando la confianza de los inversores”. De hehco, el consenso de analistas recopilado por Bloomberg otorga a la compañía que aplica soluciones tecnológicas para el desarrollo sostenible en energía y medio ambiente un potencial de revalorización del 70%, hasta los 3,49 euros. Carax-AlphaValue destacan que Abengoa ha conseguido un premio de excelencia empresarial por la construcción de la planta de ciclo combinado de Ain Beni Mathar (Marruecos). Así, recomienda comprar el valor.

TÉCNICAS REUNIDAS: Afectada por el descalabro de los precios del petróleo, las acciones han caído un 10% en menos de un mes y cede un 7% en lo que va de 2014. Desde Banco Sabadell consideran que la reacción de la cotización al inmovilismo de la OPEP (decidió a finales de noviembre no recortar la producción de crudo pese a la caída de la demanda) es “desproporcionada” y “representa una clara oportunidad de compra en el valor a pesar de estar ante una etapa de crudo entre 60-80 dólares el barril”. A juicio de los analistas de la firma, “no es tan evidente que la contratación de Técnicas Reunidas se correlacione con el precio del crudo”, dado que, tal y como recuerdan, con el crudo a 38 dólares en 2008, la compañía cerró el año con 2.200 millones de euros de contratación.

REPSOL: Pierde en torno a un 6,6% anual. Los títulos de la petrolera se han visto últimamente golpeados por la caída de los precios del petróleo y la operación de compra de la canadiense Talisman Energy por 10.400 millones de euros anunciada a principios de esta semana tampoco fue bien acogida por el mercado, dado que los expertos consideran que el precio es caro. No obstante, el valor ha comenzado a recuperarse en las últimas dos sesiones, de la mano del rebote del crudo. De continuar la estabilización de los precios del petróleo en los próximos días, el valor se vería claramente beneficiado.

Fuente: cincodias.com http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/419950b1/sc/42/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C120C180Cmercados0C141890A45970I5190A0A50Bhtml/story01.htm

El Ibex vuelve a las andadas y pierde los 10.300

0

En contra de lo que cabría esperar el martes, cuando el Ibex perdió los 10.000 puntos y se situó en terreno negativo en el año, el selectivo español cierra su semana más nerviosa de los últimos tiempos con un alza del 2,15%. El selectivo ha frenado hoy el rebote que comenzó un día antes al descender un 0,27% hasta los 10.363,6 puntos. Las otras Bolsas europeas también caen en la sesión, pero todas ellas se sitúan otra vez en ganancias anuales tras el susto del comienzo de la semana. Match point superado, al menos de momento.

Hoy ha sido un día de escasas referencias macroeconómicas y de incertidumbre porque en esta sesión asistimos a lo que se llama “cuádruple hora bruja”, que consiste en el vencimiento de de opciones y futuros sobre acciones e índices, lo que suele añadir volatilidad en las Bolsas.

Los bancos centrales han vuelto a rescatar esta semana a los mercados del mar de temores en el que navegaban estos días, con el desplome del precio del petróleo, la frágil situación de Rusia y la inestabilidad política en Grecia como principales preocupaciones. La voluntad de la Reserva Federal estadounidense de mantenerse “paciente” antes de subir los tipos de interés marcó un punto de inflexión en las Bolsas el miércoles y la cercanía de un posible programa de compra de deuda pública por parte del Banco Central Europeo (BCE) está dando alas a los bonos soberanos de España y otros países del Viejo Continente.

Hoy, el interés de la deuda española con vencimiento a una década cierra la semana en el 1,69%, aunque llegó incluso a caer de ese nivel por primera vez en su historia.También anotan mínimos los bonos de Italia e Irlanda. Incluso el bono griego, con el país al filo de tener que convocar elecciones si su Parlamento no alcanza un acuerdo para elegir a un nuevo presidente del país, desciende hasta el 8,42%. Este último empujón para la deuda pública europea se ha dado el viernes tras conocerse una información de la agencia Reuters según la cual el BCE está preparando una fórmula para vencer las resistencias de Alemania a que impante un programa de compra de deuda como el de la Fed.

El argumento que emplearía el organismo presidido por Mario Draghi para superar la oposición de Alemania al QE (Quantitative Easing) europeo sería propiciar que los bancos centrales de países como Grecia o Portugal realizaran provisiones para cubrir los riesgos potenciales de la compra de deuda soberana por parte del BCE.

El mercado espera que la autoridad monetaria europea apruebe la compra de deuda en el primer trimestre del próximo año, posiblemente en su reunión del 22 de enero.Es uno de los apoyos con los que cuentan los inversores para el próximo año. De hecho, la política expansiva del BCE es una de las claves más repetidas en las previsiones y estrategias para 2015 de las firmas de análisis y bancos de inversión. Esa acción sería un estímulo para las Bolsas y otorgaría más recorrido a la deuda soberana.

Los expertos de Nomura explican en un reciente informe que le dan un 60% de posibilidades a que el BCE anuncie el programa de compra de deuda pública y privada en enero de este año, ya que la inflación de la zona euro entrará en negativo en diciembre.Además, para el 22 de enero se conocerá ya la opinión de la Justicia europea sobre el programa OMT de compra de deuda que no llegó a ponerse en marcha, pero fue recurrido por Alemania.

La firma nipona cree que para alcanzar su objetivo de elevar el balance de la institución a los niveles que tenía en 2012 será necesario comprar activos por valor de entre 700.000 y 750.000 millones de euros más. Su opinión es que el BCE comprará al menos 40.000 millones de euros al mes de deuda y, de ellos, cerca de 25.000 millones serían de deuda pública. Esas compras estarían vinculadas a las expectativas de inflación de medio plazo.

Aunque la primera reunión de 2015 del Consejo de Gobierno del BCE queda lejos, es creciente la impresión en los mercados de que la institución dará el paso que tanto desean y de que los bancos centrales seguirán remando a su favor. La combinación del final de los estímulos enEstados Unidos y la posible aprobación de nuevas medidas de impulso en Europa lleva al euro a los 1,223 dólares, un nuevo mínimo en dos años.

En el capítulo de riesgos, hoy el rublo ruso, el activo más vigilado de la semana junto al precio del barril de petróleo, repunta un 4% frente al dólar. Mientras, el crudo se mantiene estable, con el Brent en el entorno de los 60 dólares, sugiriendo un posible suelo en su descalabro superior al 40% desde sus máximos de junio.

De aquí a final de ejercicio, pues, el mercado será una batalla entre las tensiones a las que el mercado aún se enfrenta con el respaldo de los bancos centrales y, en especial, las expectativas de acción del BCE. Los expertos de Link Securities creen que “muchos gestores se están viendo obligados a subirse al carro de este rebote en marcha para evitar así quedarse retrasados, más aún en un año muy complicado en el que muchos de ellos no han sido capaces de batir a los índices que usan de referencia”. Por eso, creen que las subidas seguirán en los parqués. Con todo, la inestabilidad de las últimas sesiones en los mercados invita a la cautela por la posibilidad de que vuelvan episodios de fuerte volatilidad.

Rodrigo García, analista de XTB, indica que “vemos bastante complicado volver a tantear la zona de los 11.000 puntos de aquí a final de año. Lo normal para la semana próxima es que fluctuemos desde la zona actual de los 10.300 puntos y los 10.700 puntos”. 

Fuente: cincodias.com http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/419987ca/sc/42/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C120C190Cmercados0C14189720A920I9733140Bhtml/story01.htm

Inmobiliario 2015: el ajuste ha tocado fondo

0

 

Fuente: cincodias.com http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/419b8247/sc/36/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C120C190Cmercados0C14189869810I7928680Bhtml/story01.htm

Bolsa en España 2015: los expertos prevén alzas del 16%

0

 

Fuente: cincodias.com http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/419b8244/sc/31/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C120C190Cmercados0C14189872790I919110A0Bhtml/story01.htm

Datos macro en España en 2015

0

 

Fuente: cincodias.com http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/419b8242/sc/36/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C120C190Cmercados0C14189874550I1681610Bhtml/story01.htm

Ahorro en España 2015: cómo maximizar la rentabilidad

0

 

Fuente: cincodias.com http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/419c4baa/sc/36/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C120C190Cmercados0C14189876580I0A0A97890Bhtml/story01.htm

Go to Top